alcohol-y-embarazo

Alcohol y embarazo

Todo lo que debes saber sobre el alcohol en el embarazo

El deseo de toda madre es que su bebé nazca saludable, y a pesar de que nada puede garantizar al 100% que esto suceda, son muchos los factores que pueden contribuir al buen desarrollo de la criatura.

La recomendación más aceptada a nivel global es: no beber alcohol en el embarazo, debido a que es perjudicial para el niño durante su desarrollo. A lo largo de este artículo, te expondremos todo lo relacionado con el consumo de alcohol en el embarazo, consecuencias, el consumo de bebidas alcohólicas sin alcohol, consejos para evitar su consumo y otras preguntas frecuentes relacionadas.

Beber alcohol en los primeros días de embarazo

Teniendo en cuenta la manera en cómo influye el alcohol durante el embarazo, posiblemente te hayas preguntado: ¿qué sucede si he bebido alcohol durante los primeros días del embarazo?, ¿Existe algún riesgo de beber alcohol en el primer mes de embarazo?, ¿Existirá algún momento en el embarazo donde tomar alcohol sea inofensivo para la salud del bebé?

Es muy importante hallar las respuestas a estas preguntas, y así poder actuar lo antes posible ante cualquier situación que ponga en riesgo la vida y salud del no nacido. Además, cabe la posibilidad de que hayas bebido alcohol antes de saber que estabas embarazada y ahora te encuentras muy angustiada por no saber que hacer.

A día de hoy, no se ha podido determinar un lapso seguro para beber alcohol durante el embarazo y por tal motivo, desde los primeros días de gestación, el consumo de bebidas alcohólicas supone un riesgo potencial a la criatura. De hecho, algunos estudios informan de que beber alcohol en el primer trimestre del embarazo o incluso desde la primera semana, pueden causar anomalías faciales u otros trastornos físicos y mentales del infante.

Consecuencias de beber alcohol durante el embarazo

Los médicos miran de enfatizar a la hora de informar a las mujeres sobre los efectos dañinos del alcohol en el embarazo. Está completamente demostrado que el exceso de alcohol en el embarazo causa daños irreparables al nonato. Estos daños tendrán una incidencia permanente en el bebé incluso de por vida, afectando directamente su desarrollo en la etapa adulta.

Cuando una mujer decide tomar alcohol en el embarazo, este se introduce rápidamente en el torrente sanguíneo de la madre y en poco tiempo se incluye en la continua simbiosis existente entre madre e hijo, donde los tejidos y órganos del feto son afectados por el licor.

El cuerpo de la madre es capaz de descomponer los elementos que integran la bebida alcohólica; como el etanol, más no sucede de la misma manera con la criatura. El hígado, que es el órgano encargado de purificar la sangre, no se forma hasta la semana 22 del embarazo. Por esta razón, los niveles de alcohol presentes en el cuerpo de una criatura son muy elevados por un lapso de tiempo considerable.

Una cantidad mínima de alcohol en el torrente sanguíneo del bebé puede causar daños irreversibles y colapsar el proceso evolutivo del embrión.

La mujer que decide beber alcohol embarazada, se expone a un aborto espontáneo o sufrir la muerte del feto o embrión dentro del útero. En el caso de que la criatura logre nacer, puede padecer cualquiera de las características del Síndrome Alcohólico Fetal (SAF).

Síndrome de alcoholismo fetal

Sabiendo que las mujeres embarazadas no pueden tomar alcohol en exceso, convendría repasar las consecuencias que pueden acarrear en la criatura una vez que nace en el caso de que se haya ingerido licor sin consciencia. Entre estas graves consecuencias, destaca el Síndrome de alcoholismo fetal, el cuál provoca una serie de efectos que te explicaremos a continuación.

Entre las consecuencias más evidentes de los niños y adolescentes que fueron expuestos al alcohol mientras se desarrollaban en el vientre de su madre son:

  • El recién nacido puede presentar un crecimiento retardado.
  • El bebé presenta ciertos aspectos muy marcados en el rostro que evidencian el efecto dañino del alcohol
  • En etapa de crecimiento suelen presentar comportamientos hiperactivos, irritables, desordenados o muy inseguros
  • En edad escolar les cuesta integrarse al colectivo. Su capacidad de aprendizaje es deficiente y no logran ser productivos
  • Al llegar a la etapa de la adolescencia, son más propensos a sufrir depresión y ansiedad, y su desarrollo intelectual se ve seriamente afectado

Efectos físicos en el bebé afectado por la ingesta de alcohol:

  • Deformidad en las orejas
  • Párpados caídos
  • Decaimiento de los ojos
  • Nariz recortada y aplanada
  • Labios sin definición en el pliegue central
  • Tamaño reducido de la circunferencia craneal
  • Deficiencia de estatura
  • Delgadez
  • Mal funcionamiento de los sentidos de la audición y la vista
  • Afección del riñón, corazón u otros órganos.

Efectos psíquicos que produce el alcohol en el bebé:

  • Deficiencia para retener ideas
  • Hiperactividad
  • Descoordinación motora
  • Deficiencia del aprendizaje
  • Dificultad del habla
  • Comprensión lógica y racional deficiente

Todas estas anomalías físicas o mentales, son de por vida en el recién nacido. Es por ello que la decisión de cada madre no debe tomarse a la ligera. Lo cierto es que, con los innumerables estudios que se realizan sobre la ingesta de alcohol y su efecto en el embarazo, cada día se arroja más luz sobre el tema. No es en lo absoluto desestimable el esfuerzo que podamos realizar para tener la certeza de lo que puede beneficiar o perjudicar el futuro de nuestras generaciones de relevo. De hecho, nuestro bebé aún cuando está en sus primeras semanas de gestación necesita recibir nuestro mejor cuidado. Precisamente la abstinencia del alcohol durante el embarazo es una prueba de nuestro cariño y es la forma más segura de garantizar un porvenir desfavorable para él.

Cantidad segura de alcohol en el embarazo

Así como no existen registros confiables sobre el momento más apropiado para ingerir alcohol en el embarazo, de igual forma no se puede determinar una cantidad aceptable y segura que puedan garantizar que el bebé esté fuera de peligro.

Cuando hablamos de cantidad, no solo hacemos referencia a los excesos de un solo día. Pequeñas dosis de alcohol por días contiguos es igualmente fatal para la salud del bebé

Prevenir es mejor que lamentar. Las embarazadas conscientes deben meditar muy bien los riegos a los que se exponen al considerar ingerir alcohol, así sea en pequeñas dosis o en poca frecuencia.

Prevención de los efectos del alcohol en el embarazo

Todo riesgo que supone el alcohol a la salud tanto de la madre como del niño en el proceso de gestación es completamente prevenible.

La preparación a conciencia, la documentación sobre los posibles riesgos y la planificación son esenciales para colaborar con el nacimiento de un bebé saludable. La mujer que decide abstenerse por completo de las bebidas alcohólicas incluso meses antes de la concepción, está procurando un bienestar a su descendencia.

Es interesante acotar que la salud del bebé no solo depende de la madre. Es cierto que en gran parte, la decisión de la mujer embarazada influirá directamente en el bebé que se encuentra en su interior, sin embargo, también recae sobre el padre cierta responsabilidad.

Embarazo y alcohol, la responsabilidad del Padre

Basado en un nuevo estudio sobre los efectos del alcohol en el embarazo, se llegó a la conclusión de que los hombres que desean procrear deberían restringir la ingesta de alcohol por algunos meses antes de concebirlo. Aunque parezca mentira, los padres que se abstienen de las bebidas alcohólicas contribuyen a la buena salud de su futuro hijo.

La investigación reveló que los hombres que tienen como costumbre habitual consumir alcohol en cantidades considerables, aumentan exponencialmente las probabilidades de inducir defectos cardíacos congénitos en el bebé. La cardiopatía congénita en el nacimiento, es un defecto común presente en más de 1.3 millones de bebés al año.

Cabe mencionar que este es la primera investigación realizada para descubrir la influencia del consumo de alcohol de padre con respecto a sus hijos, y al igual que los estudios realizados en las mujeres, los resultados obtenidos no permiten establecer un límite mínimo de consumo que pueda considerarse seguro.

Es muy común que los fines de semana el hombre quiera cocinar aderezando con alcohol una barbacoa o alguna otra comida, sin percatarse del efecto nocivo que puede producir en el embarazo de su esposa al consumir estos alimentos.

Es sumamente importante que tanto la mujer como el hombre, estén conscientes del grado de responsabilidad que tienen al traer una nueva vida al mundo y que cada decisión cuenta.

¿Puedo beber cerveza sin alcohol durante el embarazo?

Hasta ahora hemos mantenido un concepto muy firme NO BEBER ALCOHOL EN EL EMBARAZO. Pero… ¿qué se puede decir de beber cerveza sin alcohol en el embarazo?

Si los antojos de tomar cerveza son muy intensos, puedes optar por la cerveza 0,0 o lo que es igual a la cerveza sin alcohol. Esta bebida puede saciar tus deseos sin preocuparte por las consecuencias. ¡Eso sí! Debes asegurarte muy bien que sea sin alcohol.

Consejos para dejar de beber alcohol estando embarazada

Como el embarazo es un proceso natural de la vida, no quiere decir que esta nueva etapa debe privarte de compartir con amigos en reuniones sociales. Lo cierto es, que la presión de los demás para beber puede ser muy intensa y pudieras ceder.

Prepárate de antemano para rechazar bondadosamente el ofrecimiento. Pudieras decir “No gracias, estoy embarazada”, lo que de seguro será la mejor respuesta, pues quienes lo sepan serán los primeros en querer protegerte para que no te veas tentada a tomar siquiera un sorbo de licor. Por otro lado, puedes tener a la mano un caramelo o unas botanas que calme tu ansiedad por tomar. Si sientes que ir a una recepción donde habrá bebidas alcohólicas será una tentación muy grande, puedes elegir pasar un rato entre familiares y amigos que te apoyen en tu deseo de no tomar.

Si tu costumbre es tomar alcohol rutinariamente y temes no poder controlar la ansiedad que produce, necesitarás una ayuda extra para dominar la situación. Es muy cierto que los síntomas de la abstinencia total del alcohol mientras está embarazada pueden ser muy agudos. Por lo tanto, es posible reducir estos síntomas por medio de tranquilizantes de benzodiacepinas.

Recuerda que siempre debes acudir a tu médico obstetra prenatal antes de decidir tomar cualquier medicamento que te ayude a controlar los deseos de beber. Si todo lo anterior no funciona, te recomendamos encarecidamente buscar apoyo profesional como alcohólicos anónimos (AA) para dejar de beber.

Preguntas adicionales sobre el embarazo y el alcohol

Analicemos brevemente algunas preguntas de interés que pueden arrojar más luz sobre beber alcohol en el embarazo:

¿Cuáles son los órganos más afectados en el bebé si se consume alcohol durante el embarazo?

Realmente el alcohol tiene una gran incidencia en todo el cuerpo del bebé. Sin embargo, por su gran vulnerabilidad el cerebro es uno de los más afectados. A pesar de ello, como cada mes de la gestación está dedicada al desarrollo de ciertos órganos en específico, todo dependerá del momento en que la madre ingiera la bebida alcohólica.

He bebido alcohol sin saber que estaba embarazada ¿Qué puedo hacer?

Si no sabías del embarazo y has tomado alcohol en las primeras semanas, no entres en pánico. Si la ingesta de alcohol antes de saber que estabas embarazada fue poca, la probabilidad de riesgo es baja. Lo primero que debes hacer es dejar de beber alcohol lo antes posible y acudir al médico para iniciar tu control prenatal, comentarle la situación y seguir rigurosamente las dietas y tratamientos planteadas por él.

Particularmente en España existe un Servicio de Información Telefónica para la Embarazada (+91 822 24 36) disponible en los días de semana, donde podrás realizar todas las consultas que creas necesarias con relación a los efectos del alcohol y los riesgos que supone en el nonato.

Ya no estoy embarazada ¿puedo consumir alcohol durante la lactancia?

Aún no. Es bien sabido que, lo que consume la madre en su período de lactancia lo transmite al bebé por medio de la leche materna. Es decir, que es como si el niño estuviese digiriendo directamente el alimento consumido por la madre.

Hace un tiempo se propagó la creencia de que ciertas bebidas alcohólicas beneficiaban la lactancia, pero estas informaciones resultaron ser completamente falsas. Sencillamente la producción de leche materna no aumenta por consumir alcohol, sino todo lo contrario.

¿Por qué es necesario dejar consumir alcohol para quedar embarazada?

Es posible que algunas mujeres opinen que solo dejarán de beber alcohol cuando estén embarazadas, pero antes no. Es necesario reconsiderar esta decisión si es el caso de que se desee concebir. Los resultados de algunos estudios informan que la ingesta de alcohol disminuye la fertilidad y altera el ciclo menstrual.

Adicionalmente, cuando una mujer confirma el embarazo, es porque en realidad lleva varias semanas de gestación. Este momento es definitivo y crucial en la evolución del embrión, y si se ha bebido en ese período los riesgos que produce el efecto del alcohol en la salud del no nacido son mayores.


Quizás te puedan interesar los siguientes 2 artículos:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita