como-dormir-durante-el-embarazo

Cómo dormir en el embarazo: Posiciones, riesgos y consejos médicos

La mayoría de las mujeres tienen problemas para dormir en el embarazo, especialmente en el último trimestre. Existen varias causas para ello, como las molestias físicas, el movimiento del feto y la micción frecuente, así como la ansiedad ante el parto inminente.

Todos estos son problemas comunes, y también es normal que las mujeres se preocupen sobre si los movimientos al dormir y la posición puede dañar al bebé. Para dormir durante el embarazo, se recomienda recostarse sobre el lado izquierdo, mientras que se desaconseja la posición supina (boca arriba), especialmente en el último trimestre.

Si no puedes conciliar el sueño, debes saber que no debes tomar medicamentos para dormir durante el embarazo, pero puedes poner en práctica algunos consejos médicos, los que te ayudarán a reducir las molestias y a dormir de la mejor forma posible.

Cómo dormir durante el embarazo

Si estás embarazada y no duermes bien, es conveniente que primero determines la causa de tu problema. Es muy común que al comienzo del embarazo los cambios hormonales te dificulten conciliar el sueño.

En el segundo y tercer trimestre, las causas pueden ser variadas: el crecimiento y los movimientos del bebé, la micción frecuente, tu propia ansiedad ante la proximidad del parto.

Cuando el bebé se mueve mucho o tienes dificultad para encontrar una posición cómoda, hay muchas ayudas que te serán muy útiles, como una almohada de embarazo y una posición que te ayude a descansar.

Si sabes de qué lado dormir en el embarazo, te sentirás más tranquila y podrás dormir mejor.

Posiciones para dormir en el embarazo

Algunas posiciones para dormir durante el embarazo no son posibles, dado el crecimiento del abdomen, mientras que otras representan un riesgo para el bebé.

  • Posición de lado

Para la mayoría de las mujeres embarazadas, de lado es la posición más cómoda para dormir embarazada.

  • Sobre el lado izquierdo

De lado y sobre el lado izquierdo es considerada la mejor posición para dormir en el embarazo. Los médicos recomiendan adoptar esta posición, por sus ventajas.

Los órganos internos no están apretados, hay un flujo sanguíneo óptimo desde la vena cava inferior (VCI) y el bebé recibe el oxígeno que necesita, así como los nutrientes. También se recomienda la posición de lado hacia la izquierda para reducir la acidez en el embarazo.

  • La posición boca arriba

La posición boca arriba se recomienda para el primer y el segundo trimestre. A partir de allí, esta posición, también llamada supina, se asocia con varios riesgos, los que no son significativos si no existen complicaciones preexistentes en el embarazo.

¿Cómo cambiar de posición?

Si te despiertas y estás boca arriba, o hacia la derecha, simplemente debes cambiar de posición. Cada posición para dormir se vuelve incómoda con el paso de las horas, por eso es necesario que te muevas, para no despertar con el cuerpo adolorido.

Lo que debes hacer en caso de voltearte hacia el lado derecho unos minutos es asegurarte que el peso del útero se apoya en la cama, no sobre tu columna. Recuerda que no debes mantener esta posición demasiado tiempo, cambia hacia el lado izquierdo en cuanto desaparezca la incomodidad.

Riesgos de las posiciones para dormir en el embarazo

La posición hacia la derecha y boca arriba no se recomiendan en el embarazo avanzado, pero hay algunas excepciones. Algunas embarazadas experimentan síntomas desagradables al dormir sobre el lado izquierdo, como dificultad para respirar.

En estos casos, los médicos recomiendan dormir en la posición que la embarazada le resulte más cómoda, evitando mantener la posición supina (boca arriba) durante muchas horas.

Boca arriba (posición supina)

Si duermes boca arriba o duermes durante mucho tiempo durante las últimas semanas de embarazo, puedes sufrir del síndrome de la vena cava.

Luego de estar aproximadamente entre 3 a 7 minutos en la posición supina, la presión arterial baja considerablemente. No hay suficiente oxígeno para el bebé, pues esta vena es aplastada por el peso del abdomen.

Síntomas del síndrome de la vena cava:

  • Mareos
  • Nauseas
  • Sudoración
  • Trastornos circulatorios
  • Edema en las piernas
  • Dificultad para respirar
  • Descenso de la presión arterial
  • Falta de suministro de oxígeno al bebé

Los estudios sugieren que la posición boca arriba es un riesgo adicional de muerte fetal en un embarazo con complicaciones.

Dormir hacia la derecha

A partir del tercer trimestre no se recomienda la posición supina si el embarazo tiene complicaciones, pues está asociada a varios riesgos, como preeclampsia, eclampsia, insuficiencia en el desarrollo fetal, diabetes gestacional , insuficiencia cardíaca, mala condición neonatal en el nacimiento y, muerte fetal.

Sin embargo, una revisión médica del año 2019 mostró que existe un riesgo muy bajo de compresión de la vena cava en relación con la posición izquierda.

La posición hacia la derecha además aumenta el riesgo de acidez en la madre. Durante el embarazo, el esófago se cierra peor debido a las hormonas, y el ácido gástrico fluye más fácilmente cuando el cuerpo está ladeado hacia la derecha.

Cómo dormir bien en el embarazo

  • Evita beber demasiados líquidos por la noche

Bebe mucho durante el día, para dejar de hacerlo unas horas antes de acostarte. Si compensas la falta de líquidos en la noche, tu vejiga estará llena, tendrás que levantarte al baño, o dormirás incómoda.

  • Haz una cena ligera

Come bien durante el día, pero no te excedas en la noche. Comer demasiado pesado antes de dormir, aumentará tu incomodidad y te será difícil conciliar el sueño. No te vayas a la cama antes de que hayan pasado 2 horas de la última comida.

  • Mantén activa tu circulación

Si notas que tu circulación es mala por la noche, porque se te duermen los brazos o las piernas, se te han hinchado los pies o tienes edema, cambia de posición más frecuentemente o levántate y camina hasta el baño o la cocina. Si al levantarte te sientes mareada, siéntate en el borde de la cama, espera que pase y camina un poco.

  • Acuéstate del lado izquierdo

Sigue el consejo médico para dormir en el embarazo, sobre el lado izquierdo. Esto mejorará tu circulación sanguínea, reducirá tu ardor de estómago y hará que el bebé esté seguro durante la noche.

  • Levanta las piernas

Si tienes calambres frecuentes, coloca los pies sobre un cojín. También es recomendable que consultes a tu médico, pues este es un síntoma de falta de magnesio. Quizás, deberías aumentar el consumo de lácteos.

  • Usa medias de compresión

Si tus pies o piernas se han hinchado, consulta a tu obstetra sobre la conveniencia de usar medias de compresión. Esto hará que el líquido de tus extremidades se reduzca durante la noche.

  • Consigue una almohada de embarazo

Compra una almohada para embarazadas o cose tú mismo un cojín para embarazo o lactancia. Estos están hechos de varias formas ergonómicas, con rellenos que se adaptan al cuerpo, para que la embarazada pueda dormir cómodamente de lado.

  • Haz ejercicio

Hacer ejercicio adecuado para el embarazo, como yoga para embarazadas durante el tercer trimestre es muy bueno para conciliar el sueño durante la noche. No solo el ejercicio es bueno, sino respirar aire fresco, por eso se recomiendan las caminatas regulares.

  • Toma un baño relajante

Si no puedes dormir bien por la noche, toma un baño caliente. Los aditivos con aroma a lavanda o bálsamo de limón en el agua son muy adecuados para la relajación antes del sueño.

  • Mantén la temperatura adecuada en el dormitorio

Asegúrate que tu dormitorio esté bien ventilado y que tenga una temperatura adecuada para dormir, apenas fresco, entre 16 y 18 grados. Si hace demasiado frío, es mejor que no enciendas la calefacción, sino que te cubras con una manta. Asegúrate de que no se te enfríen los pies, pues esto interfiere con el sueño: te despertarás.

¿Qué tomar para dormir en el embarazo?

Una de las preguntas frecuentes de las embarazadas es qué se puede tomar para dormir en el embarazo. Existen medicamentos de venta libre que puedes beber, como un té de hierbas. Las más usadas son la valeriana, la pasiflora o el toronjil.

Antes de tomar cualquier medicamento para dormir en el embarazo, consulta a tu médico.

Cómo dormir mejor en el embarazo, por etapas

A medida que el embarazo avanza, irás realizando cambios en la posición para adaptarlas a la circunferencia de tu cintura. Si sueles dormir boca abajo, puedes hacerlo hasta que te resulte incómodo.

En el momento en que sientas incomodidad y se te dificulte dormir, es conveniente que busques una posición que sea segura y te permita descansar cómodamente.

Cómo dormir en el embarazo, primer trimestre

Al comienzo del embarazo, encontrarás que la posición de lado es la más cómoda, especialmente si colocas una almohada entre tus piernas. Esto alivia las molestias y te brinda más apoyo. Durante el primer trimestre son seguras todas las posiciones para dormir que te permitan descansar.

Cómo dormir en el embarazo, segundo trimestre

En el segundo trimestre, con un abdomen más abultado, descubrirás que necesitas más apoyo. Si el colchón se hunde y te provoca dolor de espalda, quizás sea hora de cambiarlo. También puedes colocar una tabla entre el colchón y la cama, para que se mantenga más firme.

A partir de este momento es mejor que duermas sobre el lado izquierdo. Usa almohadas para apoyarte mejor o compra una almohada de embarazo con forma de U, de C, u otro cojín anatómico, de embarazo o lactancia.

Cómo dormir en el embarazo, tercer trimestre

Dormir bien es particularmente importante en el tercer trimestre. Necesitas tener energía y evitar las molestias de la noche. Usa un cojín o almohada de embarazo para adoptar una posición cómoda, evitando la pose hacia arriba o sobre el lado derecho.

Al menos ponte en esta posición para dormir y vuelve a colocarte sobre el lado izquierdo si te despiertas por la noche y te has dado vuelta o colocado boca arriba, en posición supina.

Si no puedes acostumbrarte a dormir de lado, usa almohadas para elevar la parte superior de tu cuerpo a 45 grados, para evitar la compresión de la vena cava.

Por último, si has oído que el lado en el que duermes puede revelar el sexo de tu bebé, debes saber que esto es solo un mito. No hay estudios que hayan mostrado indicios que la forma de dormir en el embarazo esté relacionada de alguna forma con el sexo de los niños en el vientre materno.

Si aún tienes dudas sobre cómo dormir en el embarazo, puedes consultar algunos consejos sobre cómo usar una almohada de embarazo, o qué es y cómo combatir el insomnio durante la gravidez.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita