dolor-de-riñones-embarazo

Dolor de riñones en el embarazo

En las primeras semanas de embarazo es frecuente que experimentes algunas molestias en las zonas abdominales y lumbares. Esto es debido a que la gestación se asocia con cambios anatómicos y funcionales en los órganos del cuerpo, con la finalidad de adaptarlo a las condiciones idóneas para el desarrollo del bebé.

Estos cambios también ocurren en el riñón y su aparato colector, e inician tempranamente luego de la concepción, y podrían persistir varios meses después del parto, por  lo que tal vez, llegues a presentar: dolor de riñones primeras semanas de embarazo. En líneas generales, no se trata de nada alarmante, siempre y cuando no se presenten otros síntomas. En el siguiente artículo, te hablaremos acerca de; porqué duelen los riñones al principio del embarazo y cómo aliviar el dolor riñones embarazo.

¿Cuáles son las causas del dolor de riñones en el embarazo?

Si bien es cierto que conforme el bebé crece, los otros órganos del cuerpo deben re-acomodarse para dar espacio al feto en desarrollo, en el caso de dolor de riñones embarazo, ocurre porque existe un aumento del tamaño y peso de los riñones. También se desarrolla una marcada dilatación del sistema colector (más pronunciada en el lado derecho, por lo cual es muy frecuente el dolor riñón derecho embarazo), incluyendo la pelvis renal y los uréteres.

Estos cambios en cuanto a la forma y función del riñón, ocurren debido a:

  1. Cambios hormonales que involucran a la progesterona, endotelina y relaxina.
  2. Como resultado de la obstrucción mecánica del útero grávido.
  3. El flujo plasmático renal aumenta en gran manera durante el embarazo, teniendo su pico al final del primer trimestre, lo que trae como consecuencia el dolor riñones primeras semanas embarazo.
  4. Hay una disminución del nitrógeno ureico y creatinina sérica debido a un aumento de la fracción de filtración.
  5. Al haber aumento de la GFR (filtración renal glomerular), los electrolitos, glucosa y otras sustancias filtradas están presentes en mayores cantidades en los túbulos renales.

Otro de los cambios que ocurre en el cuerpo de la mujer, y que están asociados a dolor de riñones y embarazo, son los que afectan la función y anatomía del sistema urinario. Estas modificaciones predisponen a la gestante a presentar infecciones urinarias tales como: 

  • Bacteriuria asintomática: Se caracteriza por la ausencia de síntomas o signos de infección del tracto urinario. Usualmente se desarrolla en el primer mes de embarazo, causando: dolor de riñones embarazo primer trimestre, y se relaciona con la relajación del musculo liso y la subsecuente dilatación ureteral, lo cual facilita el ascenso de bacterias de la vejiga al riñón.
  • Pielonefritis: Existe una asociación entre pielonefritis aguda y parto pretérmino. Se ha observado que la mayoría de los casos se presenta durante el segundo trimestre, es más prevalente en mujeres jóvenes, y ocurre sin predilección racial.
  • Cálculos urinarios: son más frecuente conforme avanza la edad gestacional, ocasionando: dolor riñones embarazo tercer trimestre. ocasionan obstrucción, infección, hematuria y dolor.
  • Insuficiencia renal aguda: en casos más graves: La mayoría de las veces ocurre como consecuencia de hipovolemia asociada a hemorragia obstétrica (placenta previa, desprendimiento de placenta, o hemorragia postparto), preeclampsia o sepsis. Sin intervención rápida pueden ocurrir complicaciones como aborto, bajo peso al nacer, parto prematuro, óbito fetal y uso de diálisis.

¿Cómo aliviar el dolor de riñones en el embarazo?

La forma de como aliviar el dolor de riñones durante el embarazo, se basa en disminuir los factores de riesgo que puedan predisponer a la aparición de los dolores. Aunque es una condición que la mayoría de las gestantes va a experimentar, con un poco de prevención, se pueden aliviar las molestias.

Si sientes dolor de riñones en el embarazo tercer trimestre, que es la etapa donde las molestias y síntomas son menos tolerables, puedes poner en práctica los siguientes consejos:

  1. Aplicar calor en la zona lumbar para relajarte: es muy importante que no apliques el calor directo en la zona abdominal, ni en los laterales porque puedes perjudicar al bebé.
  2. Tomar un baño con agua tibia: para aliviar el dolor de riñones en el embarazo, el agua tibia es muy relajante, si lo haces, procura que el agua no esté demasiado caliente.
  3. Evita pasar demasiado tiempo en la misma postura, por ejemplo:
  4. Permanecer de pié por largos períodos de tiempo, te hará forzar más la postura y por ende acentuará la lordosis (curvatura) de la columna vertebral.
  5. Permanecer sentada demasiado tiempo, puede predisponer al dolor de riñones y a la retención de líquidos.
  6. Mantente activa, caminar es un excelente ejercicio para las embarazadas, sobre todo si también interviene la relajación y la respiración adecuada.

¿Cuándo hay que preocuparse por dolor riñones?

El embarazo y dolor de riñones es una condición que no suele ser grave, sin embargo en caso de presentar los siguientes síntomas debes acudir al médico.

Si tienes mucho dolor de riñones al principio del embarazo, y tienes algún otro síntoma, como:

  • Fiebre.
  • Dolor de espalda intenso, constante o notas que empeora.
  • El color de tu orina es oscura,
  • Pérdida de sensibilidad en alguna de las extremidades.
  • Aumento en la frecuencia de las micciones.

En estos casos, deberás tener especial cuidado, porque puedes estar en presencia de una condición más grave como: un parto prematuro, una infección o una anomalía en las vías urinarias.

Si observas que el dolor no se calma, o se hace más intenso,  pasado un tiempo prudencial, deberás acudir a un especialista.

¿Por qué se asocia el dolor de riñones como síntoma de embarazo?

Se asocia el dolor de riñones síntoma de embarazo, debido a que un porcentaje significativo de gestantes, presentan alteraciones en el sistema urinario, puede ser por cambios anatómicos normales o debido a fallas más serias, como el caso de las infecciones o presencia de cálculos renales.

También, se combina el dolor de riñones y ovarios síntoma de embarazo, debido a que a medida que avanza la gestación, el útero aumenta de tamaño para que el bebé pueda estar cómodo y desarrollarse adecuadamente. Este incremento de tamaño, produce modificación de la postura de la madre para encontrar comodidad, lo que conlleva a curvar la columna, y provocar que la zona baja de la espalda se encuentre presionada, y con ella todos los órganos ubicados en esa área. El útero, los ovarios y los riñones son los más afectados por esta condición postural. Este caso se corrige, por lo general, a los pocos días del después del parto.

REFERENCIAS:

Durán C, Reyes N. (2006). Enfermedades renales y embarazo. Rev. Hosp. Gral. Dr. M Gea González.  7: (2); Págs. 82-89.

Jiménez A. (2018). ENFERMEDADES RENALES AGUDAS DURANTE EL EMBARAZO. Revista Médica Sinergia. (3): 3; pp: 3-7.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita