ibuprofeno-y-embarazo

Ibuprofeno en el embarazo

El ibuprofeno es uno de los medicamentos que pertenece a la categoría de los Antinflamatorios No Esteroideos (AINES), cuyo uso en el embarazo no está indicado si no es estrictamente necesario y no se cuenta con otras opciones más seguras. Esto se debe a los múltiples riesgos que se pueden presentar al ingerirlo, los cuales difieren dependiendo del trimestre en el que se consuma.

¿Puedo tomar ibuprofeno estando embarazada?

Tomar ibuprofeno en el embarazo puede afectar negativamente al desarrollo del bebé, además de aumentar el riesgo de aborto espontáneo en la primera mitad del embarazo, según las conclusiones más recientes de La Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en ingles), por lo que se debe evitar si no es bajo prescripción médica.

Embarazo e ibuprofeno

Para conocer los efectos del ibuprofeno en el embarazo, debemos conocer sus propiedades y su mecanismo de acción. El ibuprofeno como bien hemos mencionado al inicio del artículo, es considera un Antiinflamatorio No Esteroideo (AINE) que inhibe la síntesis de prostaglandinas a nivel periférico. Estas moléculas tienen una función importante en la disminución de los procesos inflamatorios, inhibiendo la proliferación y función de los linfocitos.

El ibuprofeno tiene tres propiedades, por lo que se utiliza para distintos procesos patológicos y para aliviar varios síntomas:

  • Antiinflamatorio. Efecto que disminuye la inflamación.
  • Antipirético. Efecto que reduce la temperatura corporal en casos de fiebre.
  • Analgésico. Efecto que disminuye o alivia el dolor.

No se puede tomar ibuprofeno estando embarazada debido a su efecto antiinflamatorio, dado que el embarazo podría verse perjudicado, debido a que éste es un proceso inflamatorio fisiológico, en el que el óvulo fecundado necesita implantarse en el útero.

La clasificación de riesgo del uso de ibuprofeno en el embarazo, según lo establecido por la Food and Drug Administration (FDA) y la Advisory Coimmittee on Prescription Medicines (ACPM) situan al ibupromeno como categoría de riesgo C en el primer y segundo trimestre, y como categoría D en el tercer trimestre del embarazo. Indicando que puede emplearse solo cuando su requerimiento sea estrictamente necesario y no existan otras alternativas de tratamiento con medicamentos de menor riesgo (categorías A o B).

  • Categoría C. Para la FDA esta categoría indica que los estudios en animales han demostrados efectos adversos en el feto, aunque no hay estudios controlados en embarazadas se debe valorar su uso según el riesgo/beneficio. En relación a la ACPM, indica que, debido al efecto farmacológico, ha causado o es sospechoso de causar efectos dañinos en el feto, sin presentar malformaciones.
  • Categoría D. Según la clasificación de la FDA, este medicamento ha evidenciado tener daño fetal en humanos, aunque en condiciones especiales el beneficio supera el riesgo. Por su parte, la  ACPM  indica que los medicamentos situados en esta categoría son sospechosos de causar o se espera que causen un aumento de malformaciones fetales o daños irreversibles. 

¿Cuáles son los efectos adversos de tomar ibuprofeno durante el embarazo?

Las complicaciones y efectos adversos que pueden presentarse tras ingerir en el embarazo ibuprofeno, podemos clasificarlos según el tiempo de gestación en el que se consuma, siendo así:

  • Ibuprofeno durante el primer trimestre de gestación

Durante las primeras semanas del embarazo, se da lugar la implantación y el desarrollo de la mayor parte de tejidos y órganos del bebé. El ibuprofeno en el embarazo en el primer trimestre o durante el primer o tres primeros meses, puede aumentar el riesgo de abortos espontaneos por su efecto antiinflamatorio, también se han descrito la presencia de malformaciones cardíacas y del aparato digestivo. (Vademecum, 2019)

  • Ibuprofeno durante el segundo trimestre de gestación

Durante esta etapa del embarazo también existe el riesgo de presentar aborto espontáneo; por lo general este efecto tiene mucho que ver con la dosis y el tiempo que se consuma dicho medicamento. El comunicado más reciente de la FDA, respecto al uso de analgésicos durante el embarazo, indica que el consumo de ibuprofeno y otros AINES pueden aumentar el riesgo de abortos durante toda la primera mitad del embarazo, lo que incluye este trimestre. Por lo tanto, el uso del ibuprofeno en el primer y segundo trimestre solo debe administrarse únicamente si es estrictamente necesario y bajo supervisión médica.

  • Ibuprofeno durante el tercer trimestre de gestación

El consumo de ibuprofeno en el tercer trimestre, puede desencadenar el cierre prematuro del conducto o ductus arterioso (el cierre fisiológico o normal de este conducto se da inmediatamente después del nacimiento del bebé, con sus primeras respiraciones). Este cierre produce alteración en la circulación sanguínea normal del bebé dentro del útero, llegando a ser altamente perjudicial. También se ha relacionado con el retraso del comienzo y duración del trabajo de parto, la diminución del líquido amniótico como efecto secundario de la reducción de la producción de orina del bebé, hemorragia materna o neonatal y la presencia de hipertensión pulmonar en el recién nacido (Farmacoterapia durante el embarazo, 2009)

He tomado ibuprofeno sin saber que estaba embarazada

¿Qué pasa si he tomado ibuprofeno y no sabía que estaba embarazada? En este caso lo ideal es suspender inmediatamente el tratamiento y acudir con el médico para que evalúe mediante un ultrasonido el bienestar de tu bebé. Lo más probable, es que con la dosis que hayas ingerido y el tiempo que lleves tomándolo tú y tu bebé, estaréis exentos de complicaciones.

¿Qué puedo tomar para el dolor si estoy embarazada?

El dolor es un síntoma que aqueja a muchas mujeres embarazadas, especialmente el dolor de cabeza, sin embargo, optar por tomar ibuprofeno para aliviar estas molestias no es una opción recomendable, el riesgo es mayor que el beneficio por lo que se recomienda optar en primera instancia por modificar los estilos de vida y la alimentación, eliminar todos los estresores desencadenantes que produzcan cefalea y malestar general, modificar los hábitos de higiene del sueño y ejercicio físico. Si estas medidas no son suficientes se puede optar por iniciar con fármacos seguros durante el embarazo, el indicado en estos casos es el Paracetamol, sin embargo, su uso también debe estar regulado porque también puede producir efectos secundarios, aunque en menor medida.

¿Qué antiinflamatorio se puede tomar en el embarazo?

Si bien el ibuprofeno no está indicado como analgésico ni antipirético en el embarazo debido sus posibles efectos secundarios, un medicamento más seguro es el paracetamol, que a pesar de no tener propiedades antiinflamatorias puede reducir las dolencias. En el caso de requerir algún tratamiento con propiedades antiinflamatorias, tu médico te puede indicar ingerir Ibuprofeno, a dosis que el considere las indicadas y que no llegue a ser perjudicial para tu bebé. El basarse en la relación riesgo/beneficio, para decidir si iniciar o no un tratamiento con algún fármaco, ayuda a darle un mejor tratamiento a las enfermedades y otorgar seguridad durante la gestación.

No se recomienda el uso de ningún tipo de producto antiinflamatorio sin supervisión médica.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita