infusiones en el embarazo

Infusiones embarazo

Pros y contras de las infusiones durante el embarazo:

Tomar infusiones durante el embarazo parece una buena idea. Son de origen natural, sus componentes activos suelen estar presentes en dosis muy pequeñas y resultan un aliado, bajo en calorías, para contrarrestar la ansiedad.

Sin embargo, existen ciertas bebidas que están en la lista negra de nutricionistas y pediatras.

En líneas generales, las infusiones (en dosis moderadas) no representan ningún riesgo para el bebé o la madre; más no podemos decir lo mismo de todas las hierbas que se consiguen en el mercado, ya sea por contaminaciones o faltas de estudios que corroboren su falta de riesgos.

En países como España se comercializan, alrededor, de 400 plantas con fines terapéuticos. Si bien son de origen natural, algunas pueden interactuar de manera negativa en la absorción de nutrientes o servir de estimulantes o relajantes, lo que se traduce en posibles contracciones uterinas, hipertensión arterial y, en el peor de los casos, problemas cardiacos.

A continuación, encontrarás una guía completa de infusiones para embarazadas, teniendo en cuenta principalmente las infusiones de mayor consumo. Aprenderás a identificar cuáles conviene tomar durante el embarazo y cuáles es mejor no probar con tal de prevenir perjudicar la salud de nuestro bebé.

Infusiones permitidas durante el embarazo:

Manzanilla y embarazo: Permitida

Con moderación, la infusión de manzanilla o camomila no resulta perjudicial ni para la madre ni para el hijo. A diferencia de otras hierbas, no contiene cafeína, es relajante y ansiolítica.

Una taza de té de manzanilla viene bien para esos momentos del embarazo en los que nos sentimos sobrepasadas por tantos cambios fisiológicos que ocurren en nuestro cuerpo. Es un estupendo relajante a la hora de dormir, se puede tomar ocasionalmente para saciar la sensación de hambre y ayuda a superar el malestar estomacal.

La manzanilla, también tiene propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias perfectas para controlar posibles infecciones del tracto urinario.

Todo parece ser idílico con la manzanilla, pero cualquier exceso es malo. Los expertos recomiendan no tomar más de dos tazas al día a partir del 2do trimestre del embarazo. En grandes cantidades genera un efecto estimulante que sin llegar a ser abortivo generar molestias.

Descubre todos los beneficios que te puede dar esta flor, en nuestro artículo sobre la manzanilla en el embarazo.

Rooibos y embarazo: Permitido

La popularidad del té de rooibos ha ido en ascenso. Hasta hace poco su presencia en los anaqueles del supermercado y tiendas naturistas se veía opacada por hierbas más tradicionales como el tilo o la manzanilla, pero cada vez son más las personas (incluyendo artistas y súper modelos) que lo suman a su dieta diaria.

El té de roobio, proveniente de una planta llamada “arbusto rojo”, tiene propiedades antioxidantes. Su alto contenido en polifenoles sirve para reforzar el sistema inmune tanto de la madre como del niño que lleva en su interior.

Además, no contiene cafeína o teína, por lo que sus propiedades relajantes están más que comprobadas, ayuda a conciliar el sueño y controlar la ansiedad.

Al igual que la manzanilla, no conviene abusar de las infusiones de roobios ya que no existen fundamentos que destaque sus beneficios durante el embarazo. No más de dos tazas al día, sin combinar con otras plantas, es la dosis justa para una mujer en cinta.

Descubre todos los beneficios que te ofrece consumir este tipo de infusión en nuestro artículo sobre el té de Rooibos en el embarazo.

Té verde y embarazo: Permitido en poca cantidad

Traemos una buena noticia para las que no conciben la vida sin té verde. Su uso, pese a estar limitado a una taza al día, no está prohibido durante el embarazo.

El té verde es un estupendo antioxidante, pero a la vez contiene 45mg de cafeína por cada taza (la dosis puede ser aún mayor si se sirve frio) por lo cual se debe tener especial cuidado de no ingerir con otras bebidas o alimentos que contengan dicho estimulante.

El consumo de cafeína en el embarazo no puede superar los 200mg por día o el equivalente a una taza grande de café. Su consumo exagerado esta relacionado estrechamente con abortos y partos prematuros.

Descubre todos los beneficios y contraindicaciones de esta planta en nuestro artículo sobre el té verde en el embarazo.

Valeriana y embarazo: Permitida en poca cantidad

Durante el embarazo no todo es felicidad. Los cambios hormonales y físicos pueden generar estrés, en especial sobre las madres primerizas. Para sobrellevar esos cuadros de ansiedad se puede ingerir una taza de valeriana por día.

Su efecto sedante y relajante permite bajar la tensión e inclusive descansar, mas solo se aconseja durante el embarazo. No es bueno ingerir valeriana si se está lactando.

El recién nacido absorbe la infusión a través de la leche materna, lo que puede conducir al pequeño a un estado de soñolencia alarmante.

Descubre todo el contenido que te ofrecemos acerca de los efectos del consumo de valeriana en el embarazo.

Tomillo y embarazo: Permitido

Mientras una mujer está en cinta el uso de medicamentos u otras drogas de origen farmacológico está prohibido, a no ser que el médico de confianza lo considere estrictamente necesario.

Una gripe o catarro se puede sobrellevar, sin temor a consecuencias, con infusiones de tomillo y miel en pequeñas porciones.

El tomillo provee a la mujer embarazada de hierro, manganeso, calcio y fibras (que ayuda con el estreñimiento), a la par que alivia los síntomas ligados a una gripa.

Por su parte la miel, en dosis moderadas, es un perfecto descongestionante de bronquios, aligera el malestar de garganta y es rica en magnesio, cobre y zinc (tres minerales que se deben priorizar mientras se está en la dulce espera). 

No te pierdas todo el contenido que te ofrecemos acerca de los efectos del tomillo en el embarazo.

Azahar, pasiflora o melisa y embarazo: Permitidas como relajantes

Es muy probable que durante el embarazo, los cambios hormonales o el peso extra, te impidan conciliar el sueño. Si contar ovejas no es lo tuyo, puede tomar (con mesura) infusiones de azahar, pasiflora o melisa.

La recomendación es ser comedida. Su efecto relajante puede variar de una mujer a otra y la idea no es pasar las 24 horas del día en la cama (a menos que lo prescriba tú médico u obstetra por tu bienestar y el del niño que viene en camino).

Hojas  de Frambuesa y embarazo: Permitidas con cuidado

Las infusiones de hojas de frambuesa son permitidas, antes de la semana 38 de embarazo, para tonifica los músculos del útero, sin embargo NO SE DEBE ABUSAR por varias razones.

En primer lugar, en los cultivos de frambuesa se suelen usar pesticidas de origen químico de larga persistencia, poco hidrosolubles (en pocas palabras resistentes al agua y a la degradación fotoquímica, química y bioquímica de la planta).

Además, se debe tener cuidado porque estimula las contracciones, lo que se traduce en posibles embarazos pretermino.

Siendo cautelosa, el té de hojas de frambuesas aporta vitamina C, calcio y hierro, e incluso es una excelente infusión post parto.

Jengibre y embarazo: Permitido en no diabéticas

Algunas mujeres padecen de náuseas y vómitos durante el embarazo, tés de jengibre son recomendados para reducir los malestares estomacales y evitar regurgitar de manera frecuente.

Solo no está prohibió en mujeres con tratamiento para la diabetes. El jengibre baja, de manera natural, los niveles de glucosa en sangre.

Aprende más en nuestro artículo acerca del jengibre en el embarazo.

Infusiones prohibidas durante el embarazo:

Tila y embarazo: Prohibida (prevención)

Al igual que con la manzanilla no hay suficientes investigaciones que avalen o no el uso de tila durante el embarazo. En líneas generales no contienen ningún elemento que resulta contraproducente para la mujer en cinta y su futuro hijo, pero el hecho de que no haya estudios que respalden su uso sin efectos secundarios durante el embarazo, no nos da la seguridad suficiente como para recomendar la infusión de tila durante el embarazo.

No te pierdas todo el contenido que te ofrecemos acerca de los efectos de la tila durante el embarazo.

Poleo menta y embarazo:

De todo el abanico de hierbas medicinales, es el poleo menta la menos indicada durante el embarazo. De hecho, su ingesta está prohibida y no existe una dosis mínima recomendada.

El poleo menta, o menta pelo como también se le suele llamar, tiene efectos abortivos. Contiene pulegona y tuyona dos agentes naturales capaces de generar contracciones, adelantar partos u ocasionar la muerte de la criatura.

Han habido casos en los que una sobredosis de dicha infusión han ocasionado fallecimientos en mujeres embarazadas que combinaron poleo menta con otras hierbas para interrumpir el desarrollo del feto.

Descubre todo acerca del consumo poleo menta en el embarazo.

Salvia y embarazo:

Al igual que el poleo menta, la saliva contiene tuyona, capaz de generar problemas cardiacos y abortos.

Ginko Biloba y embarazo:

Aunque en dosis muy bajas no resulta contraproducente, tomar infusiones de ginko biloba de manera recurrente puede afectar la capacidad del organismo para absorber el hierro y ácido fólico (B9), dos nutrientes esenciales para el correcto desarrollo hematológico y neuronal del bebé.

Eucalipto y embarazo:

 El eucalipto se utiliza como expectorante y dilatador de las vías respiratorias, pero durante el embarazo puede ocasionar nauseas, vómitos y problemas intestinales.

Boldo y embarazo:

 Las infusiones de boldo contienen una sustancia orgánica denominada ascaridol, toxica para el feto y capaz de generar daños hepáticos en el bebé.

Hierba Luisa y anís en el embarazo:

Ambas infusiones son recomendadas para eliminar los gases del cuerpo, mas durante el embarazo son contraproducentes debido a su índole abortivo.

Sábila o Aloe vera y embarazo:

Pese sus incontables beneficios, no se puede ingerir (en ninguna presentación) durante el embarazo. Debido a su efecto depurativo,  el aloe puede propiciar contracciones uterinas con riesgo de embarazo a pretermino o –en los casos más lamentables- perdidas del feto.

Artemisa y embarazo:

La artemisa tiene cualidades abortivas. Debido a su efecto emenagogo (regulador del ciclo menstrual) no es aconsejable ingerir en ninguna fase del embarazo. Su uso solo debe ser tópico (champús, cremas dérmicas o lociones).

Caléndula o “Botón de oro” y embarazo:

Es otra hierba contraindica mientras se está en cinta; mas es perfecta para uso tópico. En aceites o cremas corporales contribuye a la regeneración de la piel, potencia la producción de colágeno y aclara las estrías.

Además, existen numerosos productos para bebés que contiene caléndula. Debido a su cualidad antiséptica es ideal para la pañalitis. 

Raíz de ginseng y embarazo:

Estudios en animales ha demostrado que un componente del ginseng, denominado Rb1, puede ocasionar malformaciones en animales.

La prueba se realizó en embriones de ratas de nueve semanas, cuyo desarrollo resultó comprometido tras ser sometidas a distintas dosis de ginseng.

Suelda consuelda y embarazo:

Se trata de una planta que, por vía oral, puede generar daños irreversibles sobre el bebé. La suelda consuelda contiene sustancias químicas (alcaloides de pirrolizidina) toxicas capaces de generar daños hepático/renales y hasta cancerígenos.

La suelda consuelda sea asocia con casos de malformación del feto y está contraindicada incluso después del embarazo, durante el periodo de lactancia, debido a que sus compuestos tóxicos pueden llegar al bebé a través de la leche materna.

Ajenjo y embarazo:

Mejor prevenir que lamentar, el ajenjo (también llamado asensio, ajorizo, artemisia amarga o hierba santa) es de carácter abortivo. Dosis elevadas pueden desatar una tragedia;  así que queda execrada de las infusiones a tomar mientras se espera al futuro bebé.

Diente de León y embarazo: Prohibida

De carácter abortivo, no se debe ingerir durante el embarazo aunque, debido a su acción positiva sobre las hormonas, es prudente su consumo si se desea quedar en estado.

Recomendaciones para disfrutar de las infusiones en el embarazo:

  • No conviene comprar las hojas para infusiones a granel, ya que pueden venir contaminadas de otras plantas perjudiciales etc.,  ser de baja calidad o poca higiene.
  • Dos infusiones al día es más que suficiente durante el embarazo.
  • Procurar variar de infusión para evita efectos adversos por dosis elevadas.
  • Si son sin cafeína o teína mucho mejor.
  • No dejar que la bolsita de té hierva por mucho tiempo, ya que acentúa su sabor e incrementa la cantidad de cafeína o teína.
  • No mezclar infusiones.
  • Ante cualquier duda consultar al médico u obstetra.

Lista de las 11 infusiones permitidas en el embarazo

  • Manzanilla.
  • Tila.
  • Rooibos.
  • Té verde.
  • Valeriana.
  • Tomillo.
  • Azahar.
  • Pasiflora.
  • Melisa.
  • Hojas  de Frambuesa.
  • Jengibre.

Lista de las 13 infusiones prohibidas en el embarazo

  • Poleo menta.
  • Salvia.
  • Ginko Biloba.
  • Eucalipto.
  • Boldo.
  • Hierba Luisa.
  • Anís.
  • Sábila o Aloe Vera.
  • Artemisa.
  • Caléndula.
  • Raíz de ginseng.
  • Suelda consuelda.
  • Ajenjo.
  • Diente de León.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita