leche-de-arroz

Leche de arroz

La leche de arroz está entre las leches vegetales más populares del mercado. Destaca por ser una de las opciones con menor potencial alergénico en comparación con la leche de vaca, e incluso comparada con otras leches de origen vegetal. Es uno de los sucedáneos más frecuentes para personas intolerantes a la lactosa o alérgicas a alguna de las proteínas de la leche. También es una opción hipoalergénica para personas alérgicas a otras leches vegetales como la de soja o la de almendras. Muy consumida también por vegetarianos, veganos y personas que buscan una dieta más saludable o quieren reducir la contaminación que por otro lado se produce en la ganadería productora de leche animal. No obstante, la leche de arroz tiene algunas características que conllevan a moderar su consumo, como veremos a lo largo del artículo. Haremos énfasis en los beneficios y contraindicaciones de la leche de arroz para las mujeres embarazadas, los bebés y los niños.

La leche de arroz se elabora básicamente con arroz y agua (normalmente se le añaden aditivos). Nota: Desde 2013 la Unión Europea estableció una ley según la cual solo los fluidos obtenidos mediante ordeño de animales pueden llamarse “leches”. En cambio, los productos homólogos de origen vegetal deberán llamarse “bebidas”, y así deben reflejarlo las etiquetas en el mercado. Sin embargo, por motivos de convención y popularidad de estos nombres, aquí la seguiremos llamando indistintamente leche de arroz o bebida de arroz.

Entorno a las leches vegetales se han tejido muchos mitos para bien y para mal, y la información disponible frecuentemente es contradictoria. Acompáñanos a lo largo de este artículo, en el que revisaremos y contrastaremos fuentes fiables y de calidad, con tal de ofrecerte conclusiones tras analizarlos detenidamente. Al final te sentirás con muchas más certezas y argumentos con respecto a la leche de arroz.

Propiedades y beneficios de la leche de arroz

»Leche de arroz propiedades

Entre las propiedades de la leche de arroz podemos encontrar:

  • Se puede elaborar a partir de arroz integral, para maximizar sus propiedades nutricionales.
  • Se caracteriza por su neutralidad y alta digestibilidad, gracias a las propiedades del arroz.
  • Se considera un alimento bajo en grasas: sólo 0,9 gramos por cada 100 gramos.
  • Comparada con la leche de vaca e incluso con otras leches vegetales, la de arroz no es una fuente notable de nutrientes (proteínas, vitaminas, oligoelementos), salvo que esté suplementada.
  • Por naturaleza tiene bajo porcentaje de calcio, vitamina D y vitamina B12, y debido a esto se le fortifica con estos nutrientes.
  • En ocasiones se le incorporan edulcorantes (jarabes o azúcares), pero a veces su sabor dulce se debe sólo a la conversión de carbohidratos en glucosa mediante procesos enzimáticos.
  • Tiene un buen porcentaje de calorías.

»Leche de arroz beneficios

  • No contiene lactosa ni caseína. Es un buen sucedáneo para personas con intolerancia a la lactosa o que padezcan de alergia a la caseína o al suero de las leches de origen animal. Pero hay que tomar en cuenta la “reactividad cruzada”, un tipo de alergia que sí puede generar la leche de arroz.
  • Es una alternativa hipoalergénica para quienes también son alérgicos a otras leches de origen vegetal, tales como leche de soja, leche de almendras o leche de coco.
  • Puede ser una buena opción para personas con digestiones lentas o con algún problema gastrointestinal, como gastritis, gastroenteritis, vómitos, diarreas, colon irritable, enfermedad de Crohn, etc.
  • Su buen contenido calórico la convierte en una estupenda bebida energética, sola o combinada con otros cereales.
  • Su alto porcentaje de flavonoides reduce la oxidación, así como ayuda a evitar accidentes cardio y cerebrovasculares.
  • Contiene fitoesteroles que reducen el colesterol malo (el que se acumula en las paredes vasculares) y eleva el colesterol bueno (el que elimina el colesterol malo). Gracias a esto compensa la hipertensión y tiene efectos antiinflamatorios y antioxidantes.
  • Buen contenido de fibras que favorecen el peristaltismo intestinal y la excreción.
  • Si se consume fría, resulta muy refrescante y ayuda a aliviar el calor.

Leche de arroz: contraindicaciones y precauciones        

El arroz es uno de los cereales más nobles y digeribles que existen. Con mucha frecuencia se utiliza como fuente de carbohidratos en dietas hipoalergénicas para personas y mascotas. Estas propiedades pasan a la leche de arroz, que es sin dudas una de las leches vegetales con menos potencial alergénico, aunque es también una de las leches vegetales con menos poder nutricional en sus presentaciones sin suplementar. A pesar de todo, a continuación te daremos a conocer algunas contraindicaciones y precauciones que tomar respecto de esta leche vegetal:

  • Por lo general se considera por unanimidad que las leches vegetales son sucedáneos ideales para la leche de vaca. Pero en este punto no hay unanimidad sobre la leche de arroz. Algunos especialistas la recomiendan como sucedáneo para la leche de vaca, y otros no la recomiendan (o al menos no para niños) porque consideran que tiene un alto índice de reactividad cruzada. Esto significa que la leche de arroz, sin ser leche de vaca, puede activar los mismos anticuerpos que ésta activa, y provocar alergias semejantes. No hemos hallado conclusiones definitivas sobre este punto, así que mejor consúltalo con el médico o pediatra.
  • En 2012 la imparcial revista estadounidense Consumer Reports publicó un estudio que evidencia niveles preocupantes de arsénico en productos derivados del arroz (incluida la leche de arroz), procedentes de contaminación medioambiental, pesticidas y herbicidas. El arsénico es un metaloide muy tóxico, que incluso en bajas dosis es potencialmente dañino para cualquier persona, en especial para edades de riesgo, especialmente los niños. (Más detalles en el acápite de «Preguntas frecuentes sobre la leche de arroz».)
  • A diferencia de la leche de avena, la leche de arroz tiene un índice glucémico alto, es decir, libera rápidamente azúcar en sangre, por lo que puede no ser la mejor opción para personas diabéticas.

Valores nutricionales de la leche de arroz  

»Leche de arroz información nutricional (tabla analítica)

Información nutricional* Por 100 g / 100 ml
Energía 53 kcal
Grasas 0,961 g
– Grasas saturadas 0,102 g
Hidratos de carbono 10,6 g
– Azúcares 5,68 g
Fibra alimentaria 0,182 g
Proteínas 0,35 g
Sal 0,09 g
– Sodio 0,036 g

(* Referencia: promedio de 19 leches de arroz naturales (sin aditivos) en Open Food Facts.)

»Comparación nutricional entre la leche de coco y la leche de vaca

La leche de vaca es la leche de origen animal más consumida tradicionalmente. Esto se debe a sus formidables propiedades alimenticias, que incluyen un balance de la mayoría de los nutrientes que requiere el ser humano, especialmente en etapas de demanda nutricional específica, tales como la niñez, el embarazo, la lactancia o la vejez.

Sin embargo, cada vez más personas intentan sustituirla por leches de origen vegetal, ya sea por motivos de salud (intolerancia a la lactosa, alergia a las proteínas de la leche) o por evitar la crueldad animal o reducir la huella de carbono.

Realmente no es fácil hallar un sustituto de un alimento tan completo como la leche de vaca. Para ayudarte en eso, hemos elaborado esta comparación detallada entre las propiedades nutricionales de la leche de vaca y la de arroz. En nuestra opinión, la leche de arroz no es de las más importantes desde el punto de vista nutricional. Veamos por qué.

Leche de arroz calorías

La leche de arroz hace un aporte calórico semejante al de la de leche de vaca entera. Esto hasta cierto punto es comprensible si tomamos en cuenta que, si bien el arroz es un cereal bastante calórico, la leche entera contiene azúcares y grasas en abundancia que combinadas aportan también no pocas calorías. La leche de arroz contiene unas 53 kcal por cada 100 ml, mientras que la leche de vaca entera aporta unas 65 kcal. La de arroz aporta un poco menos, pero el porcentaje puede variar si se trata de un producto edulcorado o con otros ingredientes.

Leche de arroz proteínas

La bebida de arroz no es una fuente apreciable de proteínas. Su aporte proteínico está sobre los 0,364 gramos por cada 100 ml, una cantidad bastante menor que la de otras leches vegetales, además de que se trata de proteínas de baja calidad. Y por supuesto, es un aporte muchísimo menor que los 8 g por cada 100 g de leche de vaca entera. Desde el punto de vista proteico, de ninguna manera se puede afirmar que la leche de arroz sea un buen sustituto para la leche de vaca, especialmente en grupos etarios de alta demanda de proteínas.

Leche de arroz grasas

Un punto ventajoso de las leches de origen vegetal frente a la de vaca, es el bajo porcentaje o ausencia de grasas saturadas. Y es el caso de la leche de arroz. En 100 ml de leche de arroz hay, como promedio, alrededor de 0,9 g de grasas, mientras que en la misma cantidad de leche de vaca hay unos 3,6 g de grasas, rozando el cuádruple. Algo a tomar en cuenta es el porcentaje de grasas saturadas: 0,1 g por cada 100 ml en la leche de arroz, frente a 2 g en la misma cantidad de leche de vaca. O sea: la leche de vaca tiene alrededor de 20 veces más grasas saturadas que la de arroz. Las grasas saturadas son de las más dañinas.

Leche de arroz fibras

En cuanto a fibras alimenticias, por supuesto que la leche de arroz (y casi cualquier otra leche vegetal), supera con creces a la de vaca. El contenido de fibras de la leche de arroz llega a los 0,34 g/100 ml según el producto, mientras que la leche de vaca tiene absolutamente 0 g de fibras. Por eso la de leche de arroz y muchas de las otras leches vegetales se utilizan incluso para evitar estreñimientos o trastornos gastrointestinales.

Leche de arroz vitaminas

Las leches de arroz en su estado natural no son fuentes significativas de vitaminas. Sólo llegan a serlo cuando se les suplementa con dichos nutrientes, y entonces es que logran emular a la leche de vaca. En cambio la leche de vaca tiene por sí misma niveles moderados de vitaminas de casi todos los tipos (incluidas las del grupo B), y en especial hace notables aportes de vitamina D, que regula a un mineral tan importante como el calcio. Si necesitas una dieta rica en vitaminas y vas a sustituir la leche de vaca, la de arroz no es tu mejor opción, salvo que esté bien suplementada.

Leche de arroz calcio y minerales

Como ya hemos comentado, la leche de arroz no es una fuente considerable de minerales y oligoelementos, salvo que se suplemente, cosa que se hace con frecuencia. En las tablas analíticas de nutrientes de la leche (natural) de arroz, a veces ni siquiera se colocan los minerales, debido a su porcentaje exiguo. En cambio, la leche de vaca es una fuente formidable de minerales y oligoelementos de muchos tipos: calcio, hierro, yodo, magnesio, zinc, sodio, potasio, fósforo, selenio. En esto la leche de vaca es muy superior a la de arroz. Por eso la leche de arroz (incluso si ha sido suplementada con calcio o vitamina D) nunca debe sustituir a la leche materna o de vaca en la nutrición de bebés, niños, mujeres embarazadas o ancianos. Hablemos un poco más sobre esto.

Leche de arroz en el embarazo

La leche de arroz es un alimento que, si bien no es altamente nutritivo, pudiera complementar en algo la dieta de la embarazada, en especial si la leche está suplementada. Por supuesto que la leche de arroz no debe sustituir a otros alimentos. Por ejemplo, no debe sustituir a la leche de vaca, siempre que la embarazada no sea intolerante o alérgica; y aun en estos casos sería mejor buscar otro sucedáneo.

Los riesgos con respecto a los niveles de arsénico hallados en la leche de arroz, no se cumplen igual para los niños y para los adultos. Los adultos normales tienen 3 veces menos riesgos. La mayoría de las contraindicaciones o límites con respecto a la leche de arroz se dirigen a los niños. Las embarazadas, como personas adultas, lo que deben hacer es moderar bastante el consumo de leches de arroz.

»6 consejos para el consumo de leche de arroz en el embarazo

Si la mujer embarazada va a consumir leche de arroz, debe tomar en cuenta estos consejos. Estas recomendaciones se pueden aplicar a cualquier persona, pero especialmente a las mujeres en gestación o lactancia:

  • Las investigaciones demuestran cierto porcentaje de arsénico en el arroz y la leche de arroz. Por tanto, hay que consumir estos productos con moderación, en especial los niños menores de 5 años, pero también las mujeres embarazadas.
  • Es importante tomar en cuenta la frecuencia de consumo. Si consumes leche de arroz, no lo hagas a diario.
  • Es importante también la variedad de granos. Alterna entre varias marcas saludables de leche de arroz, y alterna con otras leches vegetales.
  • Mira las etiquetas de la leche de arroz, porque deben declarar qué dosis de arsénico orgánico contienen. Por supuesto, elige los de menor dosis. Se considera que la dosis segura es de menos de 200 µg de arsénico por kilogramo de arroz. Pero si quieres estar más segura, elige la bebida de arroz que contenga menos de 100 µg de arsénico por kilogramo de arroz, que es la dosis segura para niños.
  • Opta por la leche de arroz que haya sido suplementada con calcio, vitamina D, A y B, y otros nutrientes necesarios y saludables que ella no contiene por naturaleza.
  • Piensa en elaborar la leche de arroz en casa, utilizando para ello un arroz que tenga el menor contenido posible de arsénico. Y algo paradójico: el arroz integral es el que más arsénico contiene, así que tal vez no sea el más indicado en tu caso.

Leche de arroz para niños y bebés

Algunos estudios y organizaciones importantes han contraindicado la leche de arroz para niños menores de 4 a 5 años y para bebés. La leche de arroz no es especialmente nutritiva, carece de buenos porcentajes de algunos de los nutrientes más importantes para niños (proteínas, vitaminas, calcio, hierro, etc.), puede generar alergias, y además presenta niveles preocupantes de arsénico. En el caso de los adultos, sólo se recomienda moderar su consumo. Pero en el caso de niños menores de 4,5 años, se contraindica por completo. Veamos.

Incluso si existen intolerancias o alergias a la leche animal en el niño, parece no haber motivos para darle leche de arroz como sucedáneo, habiendo otras opciones. Hay investigadores que no recomiendan la leche de arroz como sucedáneo en niños con alergias a la leche de vaca. Según estos estudios, la leche de arroz puede generar intolerancias y alergias semejantes a las generadas por la leche de vaca, a partir de un fenómeno llamado “reactividad cruzada”, que consiste en que un anticuerpo reacciona ante un antígeno diferente pero semejante al antígeno que lo generó.

Otro punto polémico en torno a la leche de arroz es que el arroz es el cereal que más se contamina de arsénico. Desde ese punto de vista algunos pediatras desaconsejan la leche de arroz al menos para los niños menores de 4 años o 4,5 años, y para los que ya tengan esta edad, recomiendan no consumirla a diario. La revista Consumer Report (de la organización no gubernamental estadounidense Consumers Union) contraindicó por completo la leche de arroz para bebés y niños menores de 5 años, y comentó que sus conclusiones sobre este punto son muy semejantes a las de la FDA, principal autoridad gubernamental norteamericana en materia de alimentos. (Más detalles en el acápite de «Preguntas frecuentes sobre la leche de arroz».)

Te recomendamos que consultes estos temas con el pediatra, porque también hemos hallado estudios que sí recomiendan la leche de arroz como sucedáneo en niños intolerantes a la lactosa o alérgicos a las proteínas de la leche. Aunque son los menos los que recomiendan la leche de arroz para niños, y en estos casos siempre deberá ser a partir del primer año de vida, nunca antes.

Leche de arroz en polvo

Una bolsa de leche de arroz en polvo siempre costará más que un brick de leche de arroz ya preparada. Sin embargo, es posible que la presentación en polvo sea una opción económica, ya que si tomas en cuenta el rendimiento total de la bolsa, verás que se trata de una cantidad mucho mayor de producto.

En el mercado hay cierta disponibilidad de leche de arroz en polvo, si bien hay que decir que no es de las leches que más se venden en formato de polvo. Puede encontrarse pura o combinada con otras bebidas vegetales (por ejemplo, leche de arroz, soya y almendras en polvo). Casi siempre estará suplementada o fortificada con nutrientes de los que carece por naturaleza. Hay presentaciones a las que se les añaden edulcorantes, pero pueden hallarse productos en los que incluso se ha eliminado la fructuosa, para hacerlos hipocalóricos.

La leche de arroz en polvo es un producto instantaneo, listo para preparar de modo rápido, práctico y simple. Es apta para combinar con agua, con otras leches, con yogurt, con café, con té o con chocolate (como sustituto de leche o de crema). Al estar en polvo, se puede transportar con facilidad en mayor cantidad, y se conserva durante más tiempo sin refrigeración. Una opción ideal para viajes, lugares naturales, senderismo o acampadas.

Leche de arroz usos principales

Como el arroz mismo, la leche de arroz es muy digestiva y además ayuda a digerir otros alimentos. Eso la convierte en un acompañamiento ideal para otros alimentos. Por ejemplo, puede ser la bebida que acompañe a los alimentos sólidos en los desayunos o meriendas. Si está fortificada aporta muchos nutrientes.

Desde el punto de vista calórico, es una estupenda opción para empezar el día con buena energía. Por supuesto, hay muchas marcas de leche de arroz. Hay leche de arroz orgánica, y leche de arroz que no lo es. La mejor de todas será la que tenga menos aditivos químicos, mayor porcentaje de arroz, menor porcentaje de arsénico, y edulcorantes que se adecuen a tu dieta.

»Usos culinarios de la leche de arroz

La leche de arroz no es solamente una bebida. Así como la leche de vaca se usa para mucho más que beberla, así la leche de arroz puede utilizarse en variadas elaboraciones culinarias exquisitas, tales como cremas, helados, salsas y otros platos que tradicionalmente incluyen leche de vaca como ingrediente. En todos esos casos, la leche de vaca se puede sustituir por leche de arroz. Por ejemplo:

  • Salsa bechamel con leche de arroz.
  • Magdalenas de leche de arroz.
  • Cereales o gachas con leche de arroz.
  • ¡Arroz con leche de arroz!
  • Flan de leche de arroz.
  • Batidos con leche de arroz (plátano, papaya, coco…)
  • Leche de arroz y coco.

»Usos cosméticos de la leche de arroz en el cabello

Hay empresas que utilizan la leche de arroz para elaborar productos de belleza capilar. Pero también puedes elaborar productos semejantes en casa. En este caso tendrás la seguridad de que estás utilizando un producto 100 % natural, sin aditivos químicos. Además, elaborar un producto en base a leche de arroz en el hogar es de seguro la opción más sencilla y la más barata. El arroz es de los alimentos más disponibles y accesibles.

Estupenda mascarilla de leche de arroz para planchar tu cabello

Se elaboran mascarillas capilares que aportan al cabello brillo y sedosidad, y facilitan su peinado. Además de que ayudan a aplanar la cabellera de forma natural, sin necesidad de usar instrumentos como planchas o peines calientes. Aquí tienes una fórmula:

Ingredientes:

– 1 taza de arroz sin lavar.

– 4 tazas de agua.

– 1 taza de leche de coco.

– 1 cucharada de harina de arroz.

– 1 cucharada de harina fina de maíz (maicena).

Preparación: Coloca en el fogón un recipiente con la taza de arroz y las 4 tazas de agua. Caliéntalo todo hasta que el arroz se cueza sin que el agua se evapore del todo. Espera a que se refresque, y licúa la mezcla en licuadora hasta obtener un puré sin ningún grumo. Añade la taza de leche de coco, la harina de arroz y la maicena, y vuelve a cocinar hasta obtener una crema. Ponla en un frasco y deja que enfríe.

Aplicación: Pon la mascarilla en todo tu cabello por igual, recógelo y deja la crema actuar durante media hora. A continuación lávalo con champú y aclara con bastante agua. Te llevarás una sorpresa de sus magníficos efectos.

»Usos cosméticos de la leche de arroz en la piel

Por otra parte, la leche de arroz se utiliza para embellecer el cutis. Las mascarillas de leche de arrozson estupendas, y aportan muchos beneficios a la piel del rostro. Las mujeres asiáticas las han usado desde hace mucho. Algunas de las funciones de estas mascarillas de leche de arroz son exfoliar, humectar, iluminar, aclarar, así como tratamientos de acné, líneas de expresión y arrugas. Puede aplicarse la leche de arroz con otros ingredientes (como la miel, el chocolate o los huevos). Pero también puede aplicarse la leche directamente. El arroz tiene muy buenos efectos sobre la piel. Por ejemplo, optimiza su capacidad de retener el agua y mantener la hidratación.

Efectiva mascarilla para eliminar el exceso de grasa

Elige una leche de arroz sin aditivos, lo más natural posible. También puedes preparar la leche de arroz tú en el hogar, siguiendo una receta con la que logres elaborar una leche un poco espesa. Y simplemente: aplícatela en la noche antes de dormir, y duerme con ella toda la noche. En la mañana lávate la cara normalmente. Puedes hacer esto a lo largo de una semana, y más adelante repetirlo siempre que desees. Es un producto natural, y normalmente no tienen efectos secundarios.

Como comprobarás, esta mascarilla no sólo elimina los excesos de grasa de tu cutis, sino que además elimina manchas, y a la larga también tiende a disipar líneas de expresión. Aporta un toque de porcelana semejante al de la belleza asiática, pero manteniendo el rostro suave e hidratado. Y además ayuda a cerrar el exceso de apertura en los poros.

La mascarilla está orientada de forma genérica. Sin embargo, es conveniente tomar en cuenta tu tipo de cutis, ya sea seco o graso. Si tu cutis es un poco graso, tal vez puedas usar esta mascarilla con más frecuencia sin problemas. Pero si tu cutis es seco y notas que la mascarilla te lo reseca un poco, puedes reducir el número de días o la frecuencia.

Preguntas frecuentes sobre la leche de arroz       

Si buscas obtener respuestas rápidas y sencillas a preguntas directas sobre la bebida de arroz, acabas de llegar a tu acápite ideal. Aquí abordamos las preguntas que con mayor frecuencia se hacen las personas interesadas en la leche de arroz.

»¿La leche de arroz es apta para vegetarianos y veganos?

Sí, es perfectamente apta para vegetarianos y veganos. Primero, porque es 100 % vegetal y 100 % natural (siempre que no incluya aditivos químicos). Y segundo, porque su producción no implica crueldad animal, y de hecho muchas empresas productoras de este tipo de leches vegetales buscan precisamente reducir la huella de carbono, ser sostenibles y ser respetuosas con el medio ambiente.

»¿La leche de arroz puede contener arsénico?

Por desgracia sí. La presencia de arsénico en el medio ambiente es hasta cierto punto natural, porque es una consecuencia de fenómenos como la actividad volcánica, los incendios forestales o la erosión de minerales. Pero en las últimas épocas el porcentaje de arsénico ha aumentado por causa de la actividad industrial, la contaminación ambiental y la quema de combustibles fósiles.

El problema principal con el arroz (y por tanto con la leche de arroz), es que éste es 10 veces más propenso que cualquier cereal a absorber el arsénico. No obstante hay que decir que la leche o bebida de arroz es, con mucho, el derivado del arroz que menos arsénico contiene. La OMS incluye al arroz entre los cultivos más propensos a estar contaminados de arsénico, y aconseja a los gobiernos velar por reducir al mínimo su porcentaje en los alimentos y recursos naturales. Paradójicamente, la leche de arroz integral no es tan conveniente como pudiera parecer. La cantidad de arsénico es mayor si la leche procede de arroz integral, ya que hay mayor concentración en las partes externas del grano.

Algunas investigaciones desaconsejan el consumo de la leche de arroz en niños menores de 5 años, pero en adultos sólo es necesario velar por que la dosis sea mínima. Moderar el consumo es el principal consejo de los centros investigativos como la FDA. Normalmente se debe señalar al porcentaje de arsénico inorgánico (el más peligroso) en la etiqueta del producto de arroz, bebida de arroz o derivados. En todo caso, elige las leches de arroz que declaren esto con claridad y que tengan menor porcentaje de arsénico (menos de 200 microgramos por cada kilogramo de arroz).

»¿La leche de arroz puede producir alergias?

La leche de arroz parece ser propensa a crear un extraño fenómeno alérgico en algunas personas que también sean alérgicas a la leche de vaca. Este fenómeno se denomina “reactividad cruzada alergénica”, y consiste en la reacción de un anticuerpo ante un antígeno que es diferente pero similar al que lo creó. Veamos esto muy brevemente, porque el mundo de la inmunología es complejo.

Por lo general un anticuerpo (agente del sistema inmunitario) reacciona únicamente al antígeno (sustancia capaz de provocar una respuesta del sistema inmunitario) que lo ha generado. Pero también el anticuerpo puede reaccionar frente a un antígeno que es lo suficientemente semejante al que lo creó. Es lo que ocurre en los casos de “reactividad cruzada alergénica” a la leche de arroz. El antígeno que genera el anticuerpo contra las proteínas de la leche de vaca es similar a antígenos de la leche de arroz, y por tanto puede provocar la misma reacción alérgica.

»¿La leche de arroz puede sustituir a la de vaca?

No parece que pueda sustituirla. Es de hecho el sucedáneo vegetal menos indicado para la leche de vaca. Puede ser un buen complemento (si está fortificada con nutrientes que no tiene por naturaleza). Pero no tiene por qué sustituir a la leche de vaca si se trata de personas que no padecen de intolerancia a la lactosa ni sean alérgicas a las proteínas de la leche animal.

Y en casos de personas intolerantes o alérgicas a la leche de vaca, es mejor orientarse a otras opciones de leches vegetales, como la leche de soja, la leche de almendras o la leche de coco, o incluso la leche de avena. El caso es que la leche de arroz carece de muchos nutrientes que sí contiene la leche de vaca, e incluso carece de los nutrientes de otras leches de origen vegetal.

»¿La leche de arroz tiene lactosa?

No. La leche de arroz no tiene lactosa, ni gluten, y ni siquiera soja (salvo que se la añadan). Gracias a eso es un alimento sucedáneo para personas que presentan intolerancia a la lactosa de las leches de origen animal, o al gluten o a la soja. De hecho, la lactosa es un tipo de azúcar presente en la leche de los animales mamíferos, y ninguna de las leches de origen vegetal la incluyen entre sus nutrientes.

»¿Puedo usar leche de arroz para adelgazar?

Todo parece indicar que por sí misma la leche de arroz no hace adelgazar. En los medios a veces se ha manejado la idea de que se puede usar la leche de arroz para bajar de peso, porque se supone que es especialmente hipocalórica. Pero eso es un mito. Si te fijas bien en la tabla analítica de los valores nutricionales de la leche de arroz, podrás notar que su aporte energético (53 kcal por cada 100 ml) es muy semejante al de la leche de vaca entera (65 kcal por cada 100 ml). Estos no son valores precisamente bajos.

Solo si consumes la leche de arroz con moderación, no te hará engordar, pero tampoco por sí misma te hará bajar de peso. Tal vez sí puedas consumirla como alimento de recuperación energética luego de hacer ejercicios físicos para adelgazar. Pero busca un producto que no contenga edulcorantes, o incluso reducido en azúcares. De otro modo volverás a incorporar las calorías que habías perdido con el ejercicio físico.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita