paracetamol-embarazo

Paracetamol embarazo

El uso de paracetamol o acetaminofén durante el embarazo, ha tenido como objetivo el de aliviar síntomas tales como la fiebre y el dolor. A pesar de que se ha llegado a considerar como medicamento seguro siempre y cuando se ingiera a dosis terapéuticas sin exceder su uso, permanece dentro de la categoría de riesgo B de medicamentos durante el embarazo y en este artículo te explicaremos por qué y cuál es la dosis recomendada de paracetamol en el embarazo.

Acción del paracetamol

El paracetamol también conocido como acetaminofén, es un medicamento que proviene de la fenacetina. Tiene propiedades analgésicas que alivian dolores de diversos orígenes y propiedades antipiréticas, lo que significa que reduce a valores normalizados los niveles de temperatura corporal en caso de fiebre. Su acción se da a nivel del sistema nervioso central y a nivel de los receptores de estímulos del dolor.

Paracetamol y embarazo

El embarazo es una etapa que atraviesa la mujer en la que presenta múltiples cambios fisiológicos a los que debe adaptarse, esto hace que también sea muy sensible a factores externos que en condiciones diferentes no repercuten en la salud. Durante esta etapa surgen muchos inconvenientes a la hora de establecer tratamientos frente a condiciones de salud que presente la mujer, tales como infecciones, enfermedades crónicas que necesitan tratamiento, síntomas comunes que deben controlarse, entre otros, que además de afectar la situación de salud de la madre, la mayoría de medicamentos tiene efectos que se conocen como efectos teratógenos que producen malformaciones en el bebé durante su etapa de desarrollo en el vientre de la madre.

¿Una embarazada puede tomar paracetamol?

La preocupación sobre el empleo de medicamentos durante el embarazo, tanto la automedicación como la prescripción médica ha hecho que instituciones como la Organización Mundial de la Salud –OMS-, la Food and Drug Administration –FDA- y la Advisory Committee on Prescription Medicines (ACPM) elaboren criterios para clasificar los medicamentos según el riesgo que presentan por su consumo durante el embarazo.

Ante tales preocupaciones surge la pregunta ¿Una embarazada puede tomar paracetamol? Según la FDA y ACPM se puede tomar paracetamol estando embarazada y sitúan a este medicamento en las siguientes categorías.

  • Categoría B según la FDA. Lo que significa que en relación al medicamento los estudios en animales no indican riesgo para el feto y no existen estudios controlados en humanos, o, los estudios en animales sí indican un efecto adverso para el feto, pero, en estudios bien controlados con mujeres embarazadas no se ha logrado demostrar riesgo fetal.  Fichero Farmacológico.
  • Categoría A según la ACPM. El fármaco ha sido administrado a un gran número de mujeres embarazadas y mujeres en edad fértil. No se ha observado aumento probado de la frecuencia de malformaciones u otro efecto dañino, directo o indirecto sobre el feto. Hospital Universitario del Henares. Coslada, Madrid. Descripción ACPM.

Aplicaciones del paracetamol durante el embarazo

Ya conociendo los mecanismos de acción del paracetamol y su función como antipirético y analgésico, las recomendaciones brindadas por una revisión sistemática realizada por el Hospital Universitario del Henares. Coslada, Madrid en 2014, establece que el medicamento de elección como analgésico y antipirético en el embarazo es el paracetamol.

Podemos entonces enumerar los usos e indicaciones del paracetamol durante el embarazo:

  1. Dolores de cabeza. Durante el embarazo en cualquier semana de gestación se presenta con frecuencia dolores de cabeza que pueden desencadenarse por estrés en su mayoría por lo que muchas madres se preguntan ¿qué puedo tomar para el dolor de cabeza si estoy embarazada? El paracetamol es el medicamento de elección para aliviar estos síntomas y su efecto se empieza a manifestar en un lapso de 45 a 60 minutos. Sin embargo, antes de empezar la medicación deberías probar con otras alternativas naturales como realizar actividad física, practicar técnicas de relajación, comer sanamente y dormir las correctas horas de sueño. MayoClinic, 2019.
  2. Resfriado común o gripe. Ante un cuadro de resfriado común el paracetamol es el medicamento de elección para tratar los síntomas, administrándolo en un lapso muy corto de tiempo en cualquier trimestre del embarazo. MayoClinic, 2019.
  3. Síntomas de fiebre por cualquier infección. Ante la presencia de fiebre por infecciones se debe administrar paracetamol bajo indicación médica para prevenir los efectos adversos de la fiebre en el bebé.
  4. Dolores de otra índole. También se puede emplear para aliviar el dolor de otras regiones del cuerpo, como dolores musculares, molares, entre otros.

El paracetamol no tiene entre sus propiedades acciones antiinflamatorias, por lo que usarlo con este fin no provee de ningún beneficio.

Riesgos del consumo de paracetamol durante el embarazo

A pesar de que se puede tomar paracetamol durante el embarazo, hay que tener especial cuidado con la dosis y el tiempo que se ingiere, ya que las recomendaciones para su empleo indican que no debe prolongarse su uso. El paracetamol afecta en el embarazo si se ingiere a dosis muy altas y por tiempos prolongados.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en ingles) en 2015 realizó un comunicado en el que indica los posibles riesgos que surgen tras la utilización de paracetamol durante el embarazo reflejando que el consumo de paracetamol puede aumentar el riesgo de presentar las siguientes condiciones:

  1. Trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH). Varios estudios recientes realizados en 2019 y 2020 en China y Dinamarca respectivamente, disponibles en Sage Journals y Pubmed, han demostrado mediante estudios de cohorte en embarazadas que la exposición materna a paracetamol durante el embarazo aumenta el riesgo de TDAH. Este riesgo se ve altamente elevado en madres que consumieron este medicamento por más de 28 días.
  2. Puede aumentar el riesgo del bebé de padecer asma. En la revista Anales De Pediatría, 2012 se publicó un artículo donde detallan la asociación que existe entre el uso de paracetamol y el riesgo de desarrollar rinitis, eccema o sensibilización alérgena, estas condiciones predisponen a los bebes a padecer asma en el futuro, especialmente en los bebes con padres o familiares cercanos que padecen de asma. Hace falta de más estudios para confirmar este hecho, sin embargo, se recomienda evitar el uso de cualquier medicamento en la medida de lo posible.
  3. Criptorquidia. Se le llama criptorquidia a la falta de descenso de los testículos del feto. El consumo de paracetamol por más de cuatro semanas aumenta el riesgo de esta condición en los recién nacidos. Esta condición se puede resolver en los primeros 6 meses de vida, en caso contrario debe requerir intervención quirúrgica.
  4. Parto prematuro. Algunos especialistas indican que el consumo de paracetamol puede estar relacionado con el riesgo de desencadenar el parto prematuro. Sin embargo, se ha detallado en artículos médicos que el paracetamol puede utilizarse como tratamiento en amenaza de parto pretermito, ya que alivia los dolores de tipo parto, disminuyendo las contracciones uterinas. Access Medicina, Fichero farmacológico. Algunos médicos obstetras detallan que el riesgo de parto prematuro está presente en mujeres con trastornos que elevan la presión arterial durante el embarazo (preeclampsia).
  5. Restricción del ducto arterioso. Varios artículos indican la implicación del consumo de medicamentos con acciones similares al del paracetamol y la constricción ductal (cierre de un vaso sanguíneo del corazón que se encuentra abierto en el feto y cumple la función de hacer circular la sangre oxigenada mientras el bebé esté en el útero de la madre), especialmente cuando se administra en el tercer trimestre del embarazo. Este conducto no debe cerrarse hasta después del nacimiento, cuando el bebé ya sea capaz de utilizar sus pulmones para el intercambio de oxígeno. El interrumpir la medicación permite revertir este cierre hasta el momento del nacimiento. Estos cambios pueden ser observados mediante una ecocardiografía fetal. Hospital San Pedro de Logroño, La Rioja. España, 2017.
  6. En la madre puede aumentar el riesgo de tromboembolia pulmonar y trombosis venosa profunda. Este riesgo es más elevado en aquellas mujeres que ya padecen de esta condición previamente, en estos casos su uso podría estar contraindicado si el riesgo es mayor que el beneficio.

¿Cuánto paracetamol se puede tomar en el embarazo?

Para el paracetamol en el embarazo, la dosis recomendada depende de empleo que se le quiera dar, ya sea como antipirético o como analgésico. El personal médico es quien debe determinar la dosis que se requiere y la frecuencia con la que debe ingerirse.

El paracetamol de 1g en el embarazo es la dosis máxima que se consume por toma, y no debe exceder los 4 gramos por día (que equivale a 1 gramos por dosis cada 6 horas). Para saber que dosis de paracetamol debes tomar ante la presencia de algún síntoma lo ideal y lo que te recomendamos es que acudas con tu médico para que te evalué y valore tu condición médica.

En conclusión, “sí, puedo tomar paracetamol estando embarazada”, pero debo de ser responsable con su uso, y acudir con el personal sanitario capaz de determinar si es necesario consumirlo o existen otras alternativas fuera del consumo de fármacos, con tal de evitar posibles efectos adversos.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita