sushi-embarazo

Sushi embarazo

Si has llegado a este artículo, probablemente te estés preguntado si es o no conveniente comer sushi en el embarazo, una pregunta muy común entre las embarazadas, debido principalmente a ciertas bacterias que pueden contener y perjudicar a la salud de la madre y el bebé, como veremos a lo largo del artículo.

A continuación, revisaremos un gran volumen de información seria, contrastada y actualizada, con tal de resolver a la pregunta: ¿Las embarazadas pueden comer sushi?

¿Es malo comer sushi en el embarazo?

La respuesta a esta pregunta puede ser distinta de un país a otro, sin embargo, el sushi durante el embarazo está contraindicado por la gran mayoría de opiniones expertas. El motivo principal son los ingredientes crudos, que pueden contener o contaminarse con parásitos y bacterias muy dañinos para la mujer embarazada y el feto en crecimiento, como son la listeria (provoca listeriosis), el anisakis (provoca anisakiasis), la tenia (provoca taeniasis) y el toxoplasma gondii (provoca toxoplasmosis).

Estos motivos, llevan a que ni tan solo en Japón se recomiende el consumo de este plato tan tradicional en las mujeres embarazadas. La carne y el pescado se tienen que haber cocinado no menos de 10 minutos a una temperatura entre 60 y 75 °C, antes de ser seguros para la embarazada, o al menos tienen que haber pasado por un proceso de congelación extrema (como veremos).

Si el pescado y las carnes del sushi se cocinaran como hemos comentado en el fragmento anterior,  serían seguros de consumir. ¿Pero, realmente puedes tener la certeza de este nivel de buena cocción o correcta manipulación cuando se trata de comer sushi en un lugar fuera de casa?

Tal vez el sushi más seguro es el que elabores en tu hogar, o en un lugar de confianza, con ingredientes cárnicos siempre cocinados, o sushi de elaboración vegetariana.

Riesgos del consumo de sushi en el embarazo

La EFSA incluye al sushi entre los alimentos propensos a contaminarse con agentes patógenos. Por otra parte, la AECOSAN (y otras autoridades alimentarias como la FDA y la NICE) contraindican el consumo de pescado crudo o poco cocinado en mujeres embarazadas, por riesgos de parasitosis. Las enfermedades que vimos en el apartado anterior (listeriosis, anisakiasis o toxoplasmosis) presentan alto riesgo de traspasar la barrera placentaria y afectar al bebé, y provocar una serie de consecuencias como veremos a continuación.

Consecuencias del consumo de sushi contaminado

  • Abortos.
  • Muerte fetal.
  • Partos pretérminos.
  • Anemia.
  • Restricción en el crecimiento del feto.
  • Problemas inmunitarios (riesgo de infección).
  • Meningitis.
  • Otras complicaciones.

Contaminación cruzada:

Especialmente la listeria no está inicialmente contenida en el pescado, sino que la contrae por contaminación cruzada con otros ingredientes. Por este motivo, son especialmente peligrosas las preparaciones con múltiples ingredientes como el sushi, ya que las bacterias pueden proceder de una o más fuentes, y contaminar los demás ingredientes, provocando enfermedades.

Síntomas de intoxicación por sushi

Los síntomas de este tipo de intoxicaciones alimentarias pueden manifestarse en forma de:

  • Vómito.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor muscular.
  • Diarrea.
  • Fiebre.
  • Heces con sangre.
  • Síntomas alérgicos.
  • Síntomas gripales.

Los síntomas varían de una enfermedad a la otra. Ante cualquier duda, si has consumido sushi o pescado o carne crudos, debes asistir cuanto antes a tu médico.

Alternativas para poder comer sushi en el embarazo

Técnicamente ya hemos visto que no se puede comer sushi durante el embarazo, o al menos no en las formas en que tradicionalmente se prepara en la tradición japonesa (con pescados y carnes crudos). Pero existen algunos trucos que te permitirán, si no degustar el sushi tal como lo conoces, sí deleitarte con variantes muy parecidas. Lo más importante es que el pescado o la carne estén debidamente cocinados o descontaminados. De esto depende si puedes comer sushi embarazada. También es importante que los pescados sean de especies con bajo porcentaje de contaminación de metales pesados.

Sushi 100% hecho en casa

Los ingredientes para elaborar el sushi, se pueden encontrar en casi cualquier mercado, incluso si no es especializado. Si quieres estar totalmente segura de que los ingredientes cárnicos no están crudos o mal cocidos, ni son tóxicos en sentido bacteriológico o químico (metales pesados e histaminas), tal vez la mejor opción sea elaborar el sushi en casa.

Si no sabes elaborarlo, podrás encontrar muchas recetas y tutoriales online o en libros. Es todo un arte, pero te servirá para desarrollar tu creatividad y tus dotes culinarias. Algo importante es que, una vez que lo elabores, debes consumirlo pronto. No lo guardes durante demasiado tiempo. 2 días a lo sumo bajo refrigeración. Y mientras lo elaboras, evita la contaminación cruzada, es decir: no pongas en contacto ingredientes lavados y sin lavar, ni crudos y cocinados, y lava muy bien los utensilios de cocina después de haberlos utilizado en carnes o pescados crudos.

Sushi sin pescado crudo

Casi puedes decir que sin pescado crudo o carne cruda el sushi ya no es sushi sino cualquier otro plato. Pero mira por ejemplo el café sin cafeína o la leche sin lactosa. Son variedades bastante semejantes al producto original, pero sin lo que las convierte en tóxicas para ciertas personas.

En sentido llano, la palabra “sushi” se refiere sobre todo al arroz, y el arroz del sushi es perfectamente sano para la embarazada (siempre que se verifique su bajo contenido de arsénico, un fenómeno que actualmente afecta al arroz y a sus derivados).

Así que, técnicamente hablando, sí estarás comiendo sushi, sin la necesidad de que este contenga pescados crudos.

Sushi con pescado crudo pero congelado

Las bacterias que puede contener el pescado no resisten temperaturas extremas, ni muy calientes ni muy frías. Si “cocinas con frío” el pescado, también le eliminarás las bacterias. Para esto es necesario colocar el pescado en congelación por debajo de -20 °C durante 1 semana antes de consumirlo (según datos de la FDA en 2020 para alimentos como el sushi y relativos). Esta medida de congelación extrema se exige a los establecimientos que venden productos de pescado crudo.

Con frecuencia se ha recomendado que esta congelación previa dure entre 1 y 2 días, pero no parece ser suficiente. Con congeladores industriales o comerciales, que alcanzan más bajas temperaturas, el tiempo de congelación podría ser así menor. Sin embargo, los congeladores domésticos no llegan a tan bajas temperaturas, por lo que requieren más tiempo para eliminar los patógenos. Es posible que necesites un medidor preciso de temperatura bajo cero, salvo que tu congelador lo incluya.

Sushi previamente congelado completo

Ésta, como en el caso anterior, también es una buena opción basada en el poder antibacteriano y antiparasitario del frío extremo. En este caso, realizaremos la congelación a los rollos ya montados de sushi, de modo que no queden bacterias ni parásitos de ningún tipo. Es una variante incluso más adecuada de sushi para embarazadas, ya que este proceso, no sólo afecta al pescado, sino que se evita la contaminación cruzada que pueda provenir de otros ingredientes crudos.

Sushi sin la ventresca (parte ventral y jugosa) del pescado

Con mucha frecuencia el sushi se elabora usando también la ventresca del pescado, debido a su sabor, su buena textura, y su riqueza en ácidos grasos esenciales Omega-3. El problema de utilizar esta parte del pez, es que las bacterias suelen alojarse principalmente ahí, una zona cercana al estómago. Por eso es más apropiado consumir el sushi basado en otras partes del pescado, lo más alejadas posible del vientre.

Sushi que no incluya estas especies de pescado

Algunas especies de pescado son más propensas que otras a contener grandes porcentajes de contaminación de tipo químico, en este caso, de histaminas o de metales pesados, especialmente de mercurio. Este tipo de toxicidad, una vez que se haya formado en el pescado, ya no se elimina mediante calor o frío, por lo que debes tomar mucha precaución con estos tipos de peces en el sushi, o incluso eliminar totalmente de tu dieta el sushi que los contenga. Las más propensas a este tipo de contaminación química son las siguientes especies de pescados:

  • Atún rojo
  • Blanquillo
  • Dorado
  • Anchoas (boquerón)
  • Arenque
  • Pez azul (pomátomo)
  • Pez limón (seriola)
  • Pez aguja
  • Pez espada
  • Tiburón
  • Lucio del norte
  • Caballa (Macarela)

Sushi vegetariano o de ingredientes no cárnicos

Hay muchos tipos de sushi que no contienen ingredientes de carne o pescado, o que son totalmente cocidos, y que por lo tanto, resultan seguros para consumir durante el embarazo. Aquí tienes algunos tipos de sushi o ingredientes que se suelen incluir en el sushi, que podrás consumir con seguridad:

  • El sushi de pescados enlatados (que hayan pasado por pasteurización).
  • Todas las clases de sushi vegetariano o vegano.
  • De huevos cocidos (tomago o tamagoyaki).
  • Los rollos California (pepino + cangrejo de imitación).
  • De pollo cocido.
  • De algas.
  • De tipo tempura (siempre se fríen y pueden ser vegetarianos).
  • De rábano japonés (fresco o en escabeche).
  • Los inari de tofu frito.
  • El surimi (se cocina obligatoriamente).
  • El nasu de berenjena.
  • El umeboshi.

El wasabi, el teriyaki, la salsa de soja o el jengibre en escabeche son preparaciones también seguras para la embarazada.

Sushi lactancia

En este punto, lo más importante es saber si la intoxicación por sushi contaminado puede afectar a la leche materna, y por tanto pasar de la madre al bebé lactante. Tras dar a luz, la influencia directa de la placenta ya no está. ¿Pero puedes comer sushi mientras estás dando el pecho? La respuesta es que sí. Siempre que cumplas con las medidas que hemos visto a lo largo este artículo, podrás mantener a tu bebé tan protegido como a ti misma.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba

Newsletter
Semanal
Gratuita