vino-en-el-embarazo

Los efectos del vino en el embarazo

Sin la correcta información, es posible pensar que tomar tan solo una copa de vino en el embarazo no puede causar ningún daño al bebé que está creciendo en tu interior, al fin y al cabo, es tan solo una dosis mínima para que llegue a tener un efecto nocivo en la salud de la madre, pero ¿y en la del bebé?.

Son muchas las futuras madres que se preguntan con preocupación: ¿puedo tomar una copa de vino embarazada? Nadie quiere afectar negativamente a la salud y desarrollo del bebé antes de que nazca o en el desarrollo de sus primeros años de vida. A continuación, te daremos a conocer la opinión de los expertos sobre este punto, de tal modo que estés preparada para tomar la mejor decisión por el bien de la salud de tu bebé.

¿Qué dicen los expertos sobre el vino y el embarazo?

Se han realizado numerosos estudios en universidades como Oxford y Bristol para comprobar el efecto que puede tener en los niños y en el desarrollo de su coeficiente intelectual (IQ), cuando sus progenitoras han consumido bebidas alcohólicas; como el vino, mientras se encontraban en el periodo de gestación.

Los resultados presentaron efectos negativos que disminuían el IQ de la criatura a dos puntos por debajo en su desarrollo, en comparación con los niños que no estuvieron bajo el efecto de las bebidas alcohólicas mientras se desarrollaban en el vientre de su madre. Este resultado fue determinado cuando la madre tan solo ingería 6 copas de vino en el embarazo en un período de 7 días. A pesar de que la incidencia es leve, lo cierto es que existe la evidencia nociva en la criatura.

La falta de contundencia en estos datos obtenidos debido a otros factores que pudiesen alterar estos resultados, han llevado a otros expertos en debatir la opinión negativa sobre el vino en el embarazo. Por ejemplo, en la Universidad de Londres se realizó un estudio sobre esta problemática a mediados del 2010, en la que llegaron a la conclusión de que se puede tomar vino tinto en el embarazo de forma moderada. Esta opinión fue desacreditada posteriormente, debido a su enfoque en los cambios de genes, siendo que estos no tienen correlación con el desenvolvimiento social de los afectados.

¿En qué momento se puede tomar vino si estoy embarazada?

Ahora bien, si el vino siempre ha formado parte de tu dieta y es una forma que usas para relajar un poco los nervios, es posible que pienses; puedo tomar una copa de vino tinto si estoy embarazada siempre y cuando sean en los primeros meses de gestación.

Es necesario recordar que cualquier tipo de alcohol, influye directamente en la sangre del organismo y sin importar el momento en que se encuentre la formación del feto o embrión, la sangre siempre está en contacto constante y directo entre la madre y su bebé. Por esa razón, los efectos del vino influirán en todo momento.

¿Poca cantidad de vino, evita un posible daño en el bebé en el embarazo?

Por regla universal, tomar vino durante el embarazo en exceso está señalado como un grave error que trae consecuencias negativas en la salud del no nacido, lo que puede repercutir seriamente en su vida. A pesar de eso, el consumo moderado o incluso en dosis mínimas, no están asociadas en sí a riesgos graves en la preñez.

Lo que sí es una realidad contundente, es que el consumo de licor; como el vino, ocasiona insuficiencia de oxígeno en el cerebro y afecta el desarrollo de las células, tanto del cerebro como de otros órganos vitales. Por otro lado, la tolerancia del alcohol de un bebé es casi nula durante el proceso de gestación.

Entonces, ¿el vino hace daño en el embarazo? No podemos ser categóricos y decir que es malo tomar vino en el embarazo. Pero… ¿Existe una cantidad segura para que una embarazada puede tomar vino? Es improbable, no existe una respuesta satisfactoria debido a que no se ha podido determinar una ingesta de vino segura que no afecte de forma negativa al feto en formación.

Al encontrarnos en este punto, cada madre que se encuentre en el estado de embarazo, deberá tomar su propia decisión en si beber vino durante el embarazo o no. Un sabio proverbio menciona que es mejor prevenir que curar.

Si los expertos no se ponen de acuerdo con respecto al efecto que pueda tener el beber vino en el embarazo, y no existe contundencia en los resultados, ¿porqué arriesgarse? Es posible que concluyas en que tomar vino en el embarazo es malo, lo cierto es que esa decisión mantendría tu bebé fuera del peligro total.

Efectos adversos del consumo de vino en exceso

Beber vino, al igual que consumir cualquier otro tipo de alcohol, provoca una serie de consecuencias muy nocivas para la salud de nuestro bebé. Podrás encontrar más información en el siguiente enlace sobre el alcohol en el embarazo.

¿Te ha resultado útil este artículo?
(Votos: 0 Promedio: 0)
Ir arriba